Los jugos curativos y remedios naturales para úlceras pépticas

Una úlcera péptica es una lesión, erosión u orificio en la membrana que recubre el estómago o el duodeno (la primera parte del intestino delgado).

Es una condición que ocurre con mayor frecuencia en la población de mediana edad. Aunque, por lo general, el estómago se protege contra sus propias secreciones, cuando una parte del recubrimiento está lesionada, los ácidos y las enzimas digieren ese tejido causando un hueco o úlcera en el estómago o en la pared del duodeno.

Entre las causas más comunes de úlceras están:

  • Bacteria (Pylori)
  • Fumar
  • Ingesta excesiva de alcohol
  • Consumo abundante de alimentos picantes y condimentos
  • No tener un horario fijo de comidas
  • Estrés y las emociones negativas
  • Uso prolongado de medicamentos como la aspirina y el ibuprofeno.

Alimentos recomendados en el caso úlceras pépticas:

  • Melón, kiwi y zanahoria contienen betacaroteno que es un nutriente curativo especialmente en el caso de las úlceras.
  • El col verde es el alimento que más ayuda en el caso de las úlceras y, cuando se mezcla con jugo de apio, se potencia, aún más, el factor curativo. Es importante no calentar el jugo de col ni guardarlo para el día siguiente porque adquiere un olor y un sabor muy fuertes y, además, se destruye su propiedad curativa. Por ello, se recomienda tomarlo al natural (sin calentarlo) y justo después de prepararlo.
  • El banano, como se ha demostrado en algunos estudios, protege el recubrimiento del estómago contra los ácidos. Por ello, se considera una fruta sumamente curativa para los casos de úlceras.

 

Jugo curativo para las úlceras pépticas #1

Ingredientes

1/2 col verde

1 rama de apio

Lavar y cortar la col.  Luego, lavar y cortar el apio en pedazos. Verter en el Filtro Mágico todos los ingredientes en conjunto con 2 vasos de agua. Licuar por unos instantes y colar.  

Tomar un vaso de este jugo cinco veces al día distribuido de la siguiente manera: A media mañana con unos crackers, con el almuerzo, a media tarde con unas galletas de soda, con la cena y alrededor de las nueve de la noche en conjunto con galletas de avena.  Lo importante es no beberlo con el estómago vacío.

 

Jugo curativo para las úlceras pépticas #2

Ingredientes

1 banana grande

1 rebanada de papaya

No pelar y picar la banana.  Extraer una rebanada de papaya, sacar las semillas y picar. Colocar ambos ingredientes en el Filtro Mágico junto con un vaso de agua.  Licuar por unos instantes.  Tomar un vaso de este jugo dos veces al día.

 

Jugo curativo para las úlceras pépticas #3

Ingredientes

1/4 melón

1/2 kiwi pelado

Cortar el melón y el kiwi en pedazos e introducirlos en el Filtro Mágico.  Luego, añadir una taza de agua.  Licuar y luego tomar dos vasos de este jugo al día. Este jugo protege y cura el recubrimiento del estómago.

 

Otros remedios caseros

 

Remedio natural para las úlceras pépticas #1 Verter en una taza de agua muy caliente (no hirviendo) dos cucharaditas de flores secas de manzanilla. Dejar hacer la infusión durante cinco minutos y después colar. Tomar hasta tres tazas al día.

 

Remedio natural para las úlceras pépticas #2 Mezclar 1 cucharadita de la corteza interna del roble rojo en una taza de agua caliente. Dejar reposar y colar. Tomar tres tazas al día.

 

Remedio natural para las úlceras pépticas #3 Mezclar 1 cucharadita de jengibre y otra de malvavisco en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar, dejar refrescar, colar y tomar 2 tazas al día.

 

Remedio natural para las úlceras pépticas #4 Masticar y tragar una cucharadita de semillas de linaza.

 

Remedio natural para las úlceras pépticas #5 Añadir miel al pan o a los cereales en el desayuno de la mañana, ya que, según estudios ésta evitar el crecimiento de la bacteria H. pylori la cual causa la aparición de úlcera.

 

Recomendaciones

Distribuir los alimentos en cinco comidas más livianas y evitar comer demasiado en cada comida.

Seguir una dieta alta en fibra.  Para ello, se debe reemplazar los productos elaborados con harina refinada por granos enteros.

Evitar el tabaco, ya que incrementan la producción de ácido estomacal.

Evitar la ingesta de leche entera.  La leche entera, que antaño se recomendaba para las úlceras, ahora se ha observado que en realidad incrementa la producción de ácido estomacal, así que a largo plazo, hará que se sienta peor.  En su lugar, consumir mucho yogur que contenga cultivos activos, especialmente el Lactobacillus acidophilus, ya que inhibe la acción del H. pylori.   

Cuidar la buena masticación y la insalivación.

Tomar, por lo menos, 8 vasos de agua.

Evitar el consumo de alimentos que estimulen la producción de ácido como el alcohol, el café, el té y ciertas especias (pimienta, mostaza, etc.)

Eliminar el estrés mediante la práctica de técnicas como las  respiraciones profundas, meditar, escuchar música suave o hacer yoga.

Hacer exámenes para detectar posibles alergias alimenticias, ya que algunas investigaciones sugieren que las úlceras crónicas pueden deberse a reacciones alérgicas.