TORONJA

Conocida también como pomelo, la toronja al parecer es un híbrido creado en las inmediaciones del mar Caribe a mediados del siglo XVII, entre la naranja dulce Citrus sinasis y la pampelmusa Citrus máxima . El nombre toronja proviene de la palabra árabe " turunǧah", mientras que la palabra pomelo proviene de una antigua lengua India que significa limón pomposo. La toronja puede poseer hasta 5 veces más de vitamina C que otros frutos como el limón, la naranja o el tomate, y para aprovechar al máximo sus nutrientes es necesario comer el fruto bien maduro. Este árbol prefiere el clima subtropical, no obstante a manera de cultivo también se ha desarrollado en menores temperaturas, claro que así cambia sustancialmente sus propiedades como el sabor y el contenido de vitamina C.

El árbol de toronja es más bien pequeño, alcanzando solo 6 metros de altura, el cual posee un ramaje frondoso y redondeado, las ramas jóvenes presentan espinas axilares. Las hojas crecen alternas, simples, de margen dentado, algo ovaladas y de un intenso verde por el haz de hasta 15 cm de longitud. Las flores pueden crecer solitarias o dispuestas en racimos terminales, son hermafroditas, tetrámeras y fragantes de color blanco violáceo, mientras que el fruto es muy parecido al del naranjo, variando en tamaño y sabor. En la juventud la corteza es gruesa y de color verde claro, pero al madurar se torna más suave y el color puede variar entre el amarillo y el naranja rojizo.

Para algunas personas el sabor de la toronja puede llegar a ser desconcertante, pues es menos dulce y ácido que la naranja y el limón respectivamente, con un característico gusto agrio.

Beneficios de la Toronja

El consumo habitual de la toronja es beneficiosa en la prevención de enfermedades circulatorias como lo es el caso de la hipertensión, los accidentes cerebrovasculares y el control del colesterol en la sangre . Algunos investigadores comparten la idea de que el consumo de la toronja ayuda a evitar la arterioesclerosis, evitando que las arterias sean obstruidas por la grasa.

Para disminuir el colesterol y los triglicéridos basta con tomar diariamente dos tazas y media de jugo o zumo de toronja.

El jugo de toronja es beneficioso para mejorar los procesos digestivos, en la eliminación de la orina y es un complemento útil en algunos tipos de dietas y en tratamientos contra la obesidad . El zumo de la corteza es utilizado frecuentemente en casos de infecciones del oído, también se recomienda para disminuir la fiebre, tratar la piorrea y algunas afecciones de la piel .

Para combatir los cálculos renales es aconsejable tomar antes del desayuno dos cucharadas de aceite de oliva y posteriormente media taza de jugo de toronja. En casos de acidez estomacal es prudente masticar la ralladura de la corteza de la toronja, esto ayudará a disminuir la acidez.

Es un purificador natural de la sangre, y su consumo en ayunas puede presentar beneficios importantes como laxante en caso deestreñimiento .