¿Has disfrutado de una cena demasiado potente ayer? ¿Tan potente que hoy tu sistema digestivo sufre las consecuencias? Pues no te preocupes; una de las soluciones más naturales y deliciosas más mimar al hígado está en tu cocina. La propuesta es preparar un nutritivo jugo de zanahoria, pepino y apio, que te aportará todas las vitaminas y minerales necesarias para recomponerte.

¡Calma tu hígado con jugo! Este jugo combina las propiedades de tres vegetales que, combinados, resultan muy sabrosos y sanos.

Ingredientes:

  • 1/2 pepino con cáscara
  • 4 zanahorias con cáscara
  • 1 rama de apio
  • AGUA LA NECESARIA

Preparación:

En primer lugar, lava los ingredientes con agua y jabón.

Una vez limpias, corta las verduras en trozos pequeños con un poco de agua. Colócalos en EL FILTRO MAGICO y licúa durante unos minutos o hasta que veas que se haya formado una mezcla homogénea. ¡Ya tienes tu jugo de zanahoria, pepino y apio para cuidar el hígado!