Los jugos, licuados y remedios naturales para combatir las infecciones urinarias

Las infecciones del tracto urinario son, por lo general, de origen bacteriano (Escherichia coli),  aunque también pueden presentarse a causa de virus, hongos o parásitos. 

Éstas afectan mayormente a mujeres debido a que tienen una uretra mucho más corta que el hombre  lo que facilita que las bacterias del recto y de la vagina se introduzcan en las vías urinarias.

Sin embargo,  los hombres que presentan una inflamada de la glándula prostática  o cálculos renales pueden sufrir también de infecciones urinarias.

Los síntomas de las infecciones de las vías urinarias incluyen:

  • Ardor al orinar
  • Sensación de vejiga llena
  • Frecuente necesidad de orinar
  • Fiebre 
  • Orina turbia y con mal olor
  • Dolor en la espalda o el abdomen bajo,
  • Náusea o vómito

Jugo curativo para combatir las infecciones urinarias #1 

Ingredientes

Un puñado de arándanos

1 vaso de agua

 

Lavar y partir los arándanos. Colocar en el Filtro Mágico en conjunto con un vaso de agua. Licuar por unos instantes. Tomar dos vasos al día. Los arándanos acidifican la orina, convirtiendo las vías urinarias en un lugar poco hospitalario para las bacterias.

 

 

Jugo curativo para combatir las infecciones urinarias #2

Ingredientes

2 tallos de apio

3 litros de agua

1 infusión de manzanilla

 

Licuar los tallos de apio, en el agua, junto con la infusión de manzanilla. Colar y tomar un vaso antes de acostarse.

 

 

Licuado curativo de goji para fortalecer el sistema urinario #1

Las bayas de goji brindan muchos aminoácidos, minerales y vitaminas (C, grupo B y E). A continuación se presenta una receta de licuado con goji para fortalecer el sistema urinario evitando así las infecciones urinarias recurrentes.

 

Ingredientes

50 g de almendras

50 g de bayas de goji

(frescas o secas)

20 g de piñones

1 cucharadita de aceite de linaza

2–3 hojas verdes de menta piperita

350–400 ml de agua mineral (empezar con poca agua y ajustar a la consistencia deseada).

 

Procedimiento

Descascar las almendras, remojarlas en agua fría durante media hora y después enjuagar en un colador bajo el agua.

 

Poner en un bol grande, cubrir con agua y dejarlas en remojo toda la noche. Al día siguiente No pelar las almendras, pasarlas a otro bol, cubrir de agua mineral y dejarlas en el

frigorífico durante 24 horas antes de escurrirlas.

 

Lavar las bayas de goji y, si son secas, remojarlas durante unas 15 minutos en un bol con agua mineral (deje espacio para que las bayas se hinchen con suficiente agua y los frutos queden sumergidos). Escurrir las bayas.

 

Poner todos los ingredientes en el Filtro Mágico y licuar con agua mineral hasta que adquiera una textura suave y untuosa. Si la consistencia es demasiado espesa, agregar agua y volver a mezclar.

 

 

 

Otros remedios naturales

Tomar una taza de agua de coco en ayunas hasta que sentir mejoría.

No pelar dos dientes de ajo y machacarlos. Colocarlos en una taza de agua tibia, dejar reposar durante cinco minutos y beber.

Colocar una cucharadita de hojas secas de ortiga, en una taza de agua, y hervir durante cinco minutos. Colar y beber. Las propiedades diuréticas de esta planta ayudarán a eliminar más orina y bacterias.

Consumir yogur natural a diario.

Partir una cebolla en cuatro partes, y ponerlas a hervir en medio litro de agua, durante 15 minutos. Retirar y dejar reposar por ocho horas. Colar y beber el caldo.

Recomendaciones

Orinar después de tener relaciones sexuales

Tomar, por lo menos, diez vasos de agua al día.

Mantener una buena higiene.

Vaciar la vejiga por completo cada vez que se orine.  De esta forma las bacterias no tendrán oportunidad de multiplicarse en la orina que quedó.

Usar ropa interior de algodón para que el área pueda respirar y no se proporcione un ambiente propicio a las bacterias que se reproducen en el calor y la humedad.

No usar duchas vaginales ni aerosoles para la higiene femenina, ya que afectan el equilibrio del pH de la vagina y atraen a las bacterias.

Evitar el uso de diafragma o espermicida como anticonceptivo.

Usar jabones suaves y sin perfume

No permanecer mucho tiempo en un traje de baño mojado y apretado. Es necesario cambiarse a ropa seca lo más pronto posible después de nadar.

Limpiarse de adelante hacía atrás, en el caso de la mujer, para evitar la transmisión de bacterias hacia el tracto urinario.

Acudir al doctor si

  • Cada 10 minutos se siente el deseo de orinar
  • Sensación de ardor acompañada de un flujo vaginal o fálico
  • Se orina sangre