Los jugos curativos y sus remedios naturales para combatir la gota

  La gota es una enfermedad muy frecuente caracterizada por una inflamación articular dolorosa localizada, casi siempre, en el dedo gordo del pie aunque también puede aparecer otros síntomas como la descamación de la piel y prurito.

La gota ocurre por la elevación del ácido úrico en la sangre, por la identificación de los cristales de ácido úrico en diferentes líquidos del cuerpo o por otros trastornos viscerales en especial provocados por un incremento de la uricemia.

La causa de esta dolencia suele ser una mezcla de alimentación desequilibrada, muy rica en carnes y escasa en verduras, junto a una vida sedentaria, con poco ejercicio al aire libre.

Un tratamiento parecido al que se aplica al reumatismo acostumbra a dar buenos resultados. Sin embargo, el consejo de un naturópata o especialista médico siempre será muy recomendable.  Para reforzar el tratamiento médico, resulta conveniente el consumo de jugos curativos cuyos ingredientes faciliten el proceso de disminución del ácido úrico.

 

Jugo curativo para combatir la gota #1

Ingredientes:

5 limones

 

Lavar los limones y partir por la mitad.  Extraer su jugo y agregar un poco de agua, si así se desea.  Tomar un vaso al día, en ayunas durante unos quince días.

 

 

 

Jugo curativo para combatir la gota #2

Ingrediente:

1 lima

 

Lavar y partir por la mitad la lima.  Extraer sus semillas y licuar la cáscara y pulpa en un vaso de agua dentro del Filtro Mágico.  Beber durante 10 días, hora y media antes del desayuno. Repetir una vez después de 5 días de descanso.

 

 

 

Jugo curativo para combatir la gota #3

Ingrediente

3 ramas de apio

 

Lavar y picar las ramas del apio y colocar en el Filtro Mágico junto con un vaso de agua.  Licuar por unos instantes y colar.  Tomar un vaso de este jugo dos veces al día.

 

 

 

Jugo curativo para combatir la gota #4

Todos los ingredientes de este jugo ayudan a disminuir el ácido úrico.  Sin embargo, las cerezas, son realmente las más importantes, ya que neutralizan el ácido úrico y son, además, antioxidantes.

Ingredientes:

4 zanahorias

1/2 mango

30 gr de cerezas

1 rodaja de piña

1/2 de pepino

1 limón criollo

 

Lavar y picar los ingredientes y luego extraer los jugos de cada uno por separado. Mezclar y beber dos veces al día hasta que las molestias se retiren.

 

 

 

Jugo curativo para combatir la gota #5

Este jugo es rico en ácido fólico y vitamina C.  Además, contiene pequeñas cantidades de complejo B y minerales.

Indicaciones

Ingredientes:

2 toronjas

3 rábanos

2 limones

 

Lavar y partir por la mitad las toronjas y los limones.  Lavar y picar los rábanos. Extraer los jugos de los cítricos.  Colocar los rábanos en la Filtro Mágico y verter los jugos.  Mezclar por unos instantes. Tomar un vaso todos los días hasta que las molestias desaparezcan.

 

 

 

 

Otros remedios naturales

 

Infusión de encino y laurel

Ingredientes:

Encino

Laurel

Betel

 

Hervir una cucharada de cada uno de los ingredientes en un litro de agua, por diez minutos.  Colar y tomar como agua de tiempo durante un mes.

 

 

 

Recomendaciones

Consumir sólo frutas y vegetales crudos

Tomar abundante agua, ya que favorece la excreción de ácido úrico.

Mantener una dieta baja en purinas que son compuestos orgánicos que contribuyen a la formación de ácido úrico.   Entre los alimentos que son necesarios evitar por la alta cantidad de purinas que contienen están las anchoas, mejillones, espárragos, sardinas, maní, entre otros.

Evitar todas las carnes rojas especialmente las vísceras.

Evitar el consumo de cafeína, coliflor, fríjol seco, lenteja, guisantes, espinaca y productos con levadura.

Eliminar el consumo de alcohol, debido a que incrementa la producción de ácido úrico.

No consumir alimentos fritos, ya que las grasas sometidas al calor destruyen la vitamina E  promoviendo la liberación de altas cantidades de ácido úrico.

Reducir el peso si la persona se encuentra obesa.  Sin embargo, no se debe adoptar regímenes de adelgazamiento extremos, ya que puede ser contraproducente.

Cuidar el consumo de vitaminas, ya que una deficiencia en ácido pantoténico (vitamina B5) o vitamina A puede originar un aumento de ácido úrico. Mientras que un consumo excesivo de niacina puede, también, causar un ataque de gota.