Licuados para combatir la depresión

La depresión es una alteración del estado de ánimo siendo las mujeres quienes tienen más probabilidades de padecerla que los hombres.

Entre sus síntomas más comunes están:

  • Cansancio.
  • Trastornos del sueño
  • Preocupación.
  • Llanto.
  • Tristeza, desesperación, melancolía y oscuridad.
  • Pérdida de la libido.
  • Pérdida de autoestima y confianza.
  • Apetito alterado (generalmente pérdida del apetito).
  • Letargo, pereza y apatía.
  • Insomnio o dormir durante largos períodos como una forma de escape.
  • Despertar de noche: típicamente entre las 2 y las 4 de la madrugada.

La causa de la depresión es compleja, aunque puede estar vinculado, en el caso de la mujer con una  reducción repentina de los niveles de hormonas como cuando termina la menstruación y se inicia la menopausia, después de dar a luz y después de un aborto espontáneo o de poner término a un embarazo.

Igualmente, la depresión se relaciona a sucesos importantes en la vida, como enfermedad física, la pérdida de un ser amado o la pérdida del empleo. También están ligados a la depresión ciertos medicamentos y abuso del alcohol o de las drogas.

Alimentos que combaten la depresión

Yogur desnatado El triptófano, que se encuentra en los productos lácteos como el yogurt, es un precursor de la serotonina, neurotransmisor del cerebro que se ha demostrado que incide positivamente  en el alivio de la depresión.

Almendras Son ricas en vitaminas del grupo B, que ayuda a fabricar las enzimas responsables del metabolismo de algunas sustancias nerviosas como serotonina y dopamina.

Aguacate Es una fruta antioxidante y rica en vitamina B6, importante para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, pero su aporte calórico es alto, por lo que conviene moderar su consumo si existe sobrepeso.

Espinaca  Rica en folato que, según estudios realizados, su deficiencia puede relacionarse con el metabolismo deteriorado de las sustancias del cerebro asociadas con el ánimo.

Avena Su contenido en glucosa, ácidos grasos esenciales, fósforo, lecitina y vitamina B1 la convierte en un alimento muy beneficioso para el correcto funcionamiento del cerebro.

Plátano o banano Una investigación realizada en Filipinas ha demostrado que comer plátanos o bananos a diario es un buen remedio contra la depresión, y todo gracias a su contenido en triptófano.

Pan integral Contiene cuatro veces más fibra, tres veces más zinc y casi dos veces más hierro que el blanco.   Igualmente, es rico en hidratos de carbono el cual tienen un efecto favorable en la producción de serotonina y también ayudan a que el cuerpo absorba eficientemente triptófano.

Kiwi Un estudio en Estados Unidos sitúa esta fruta como alimento importante para recuperar la el buen ánimo.  Además, contiene más vitamina C que 2 naranjas y más potasio que un plátano (sustancias esenciales para combatir el cansancio).

Licuados curativos con nopal

 

Licuado anti depresión #1

Ingredientes

1 taza de leche descremada

2 cucharadas de jugo de naranja congelado, concentrado

1 taza de fresas

1 kiwi

 

Preparación

Licuar en el Filtro Mágico todos los ingredientes hasta que se integre perfectamente.

 

 

 

Licuado anti depresión #2

Ingredientes

1/2 taza de yogurt descremado

1 plátano mediano

1 cucharada de mantequilla de almendra

1 pizca de canela

 

Cortar el plátano en pedazos  y luego colocarlo con el resto de los ingredientes en elFiltro Mágico licuar por unos instantes.  Tomar un vaso cada dos días.

 

 

 

Licuado anti depresión #3

Ingredientes

2 cucharaditas de jugo de lima natural

1 aguacate maduro

1 vaso de néctar de mango

2 cucharadas de hojas de menta fresca picada

 

Preparación

Licuar todos los ingredientes y si queda espeso, agrega un poco de néctar.  Tomar cada dos días.

 

 

Recomendaciones

Evitar la comida chatarra y el azúcar,

Reducir o eliminar el consumo de cafeína y alcohol.

Hacer un poco de ejercicio. Existen investigaciones que demuestran que el ejercicio alivia la depresión, porque reduce la tensión y aumenta los niveles de las sustancias del cerebro que nos hacen sentir bien.  En este sentido, se sugiere realizar ejercicio durante 20 minutos al día tres veces por semana.

Plasmar los sentimientos sobre una hoja de papel.  Muchas veces escribir un diario ayuda a combatir la depresión. Es necesario fijarse en la hora, el lugar y las situaciones que hace que se siente desanimada. Con el tiempo, se podrá descubrir patrones, es decir, las circunstancias o hechos específicos que hacen que se deprima.

Tener un grupo de apoyo  El aislamiento agudiza la depresión. En caso de sentirse decaído (a), es importante buscar y charlar con amistades que le brinden apoyo, aunque sólo sea por teléfono.

Alejarse de personas conflictivas y quejumbrosas.  Es mejor evitar relaciones con personas que pueden  representan problemas, ya que pueden causar una alteración negativa del estado de ánimo.