CHIRIMOYA

El origen del nombre proviene del quechua chirimuya, que significa "semillas frías", ya que germina a elevadas altitudes. El Chirimoyo es originario de América. Procede de los Andes, de Perú y Ecuador. Existen vestigios prehistóricos en los que se ve, que la Chirimoya ya existía en esos tiempos. Los navegantes españoles la llevaron a Africa y de allí, la llevaron a Oriente. 

Consumo y propiedades curativas
La Chirimoya, es una fruta que posee muchas y buenas propiedades, su consumo es muy bueno para la salud. A los estudiantes les refuerza la memoria, igual que a las personas mayores, a las personas de mediana edad les tonifica, les estimula y les ayuda en el estrés diario. 
Desde un punto de vista dietético y nutricional, se puede decir que se digiere sin ninguna dificultad debido a las poderosas enzimas que posee. Es muy aconsejable su consumo en personas mayores, niños, convalecientes y embarazadas. Los pediatras aconsejan hacer purés o zumos con su pulpa ya que posee mucho calcio, fósforo, hierro, potasio, magnesio, azúcares (entre un 5 y un 10% de su peso) y proteínas (16%). También tiene vitaminas Niacina, Riboflavina, Tianina, Acido fólico, Acido ascórbico, antioxidantes. 
Debido a la fibra que contiene, ayuda en el intestino arrastrando el colesterol malo. Regula la flora intestinal por lo tanto es buena para los problemas de estreñimiento. El 65% de su peso corresponde a la pulpa blanca y aromática. Aunque las primeras veces que uno consume CHIRIMOYA notara una ligera alteración intestinal, no preocuparse y no dejar de consumirla. La realidad es que la fruta ayuda a mejorar el intestino. 
Al tener muchos azúcares, no es aconsejable si se desea perder peso o si se padece de diabetes. Por el contrario es muy recomendable su consumo por las personas que tienen problemas con la anemia y la descalcificación de los huesos. Su consumo beneficia a la calcificación de la dentadura y en los casos de osteoporosis. 
Se recomienda también el consumo en personas decaídas, fatigadas o nerviosas. En este último caso ejerce una acción ansiolítica y tranquilizadora. 

En medicina tradicional destaca su uso como antidiarreico al utilizar sus hojas en infusión y el fruto en consumo directo, como antiparasitario ( antihelmíntico ) al emplear en infusión las hojas dos vasos en ayunas.

ATENCION A CLIENTES
ATENCION A CLIENTES
COMENTARIO
COMENTARIOS