La alcachofa es considerada una planta con propiedades medicinales, de múltiples beneficios para la salud y belleza. 

La alcachofa, aunque poco utilizada, es un delicado mnjar que consumido en forma de vegetal o en ensalada nos brinda incontables beneficios como: 

Favorecer la rápida digestión y eliminación de grasas. Ayuda a eliminar adherencias y toxinas en los intestinos y sangre, ya que es rica en Fitoesteroles, sustancias que ayudan a restringir la absorción de colesterol a nivel intestinal y de esa manera impiden su acumulación en el organismo. 

Colabora con la función hepática, se utiliza para curar enfermedades vinculadas a este importante órgano como la cirrosis, intoxicación, hepatitis, ictericia, etc. 

Las alcachofas son una verdura ideal para perder peso y quemar grasas extras ya que posee una gran cantidad de propiedades que colaboran con la función digestiva, lo cual facilita perder kilos de más. Tiene bajo contenido calórico y alto en agua, propiedades que la hace un vegetal ideal en dietas para bajar de peso o control del colesterol y de sus enfermedades relacionadas. 

Tiene propiedades diuréticas y depurativas para los riñones, ya que es rica en Cinarina, sustancia que estimula la secreción de bilis por parte de la vesícula, mejorando de esta manera el metabolismo graso y aumentando la lipólisis (degradación de ácidos grasos) orgánica. Esta sustancia, además, ejerce un efecto diurético, estimulando al riñón y de esa forma, ayuda a eliminar el exceso de líquidos. 

Ayuda a evitar la ateroesclerosis y las posibles enfermedades coronarias. 

Contiene Inulina, una hormona parecida a la insulina, la cual ayuda a mantener estables los niveles de glucosa en sangre. Esta propiedad la convierte en un alimento muy recomendable para los diabéticos ya que disminuye en nivel de azúcar en sangre. Para esto, se puede tomar un vasito de infusión de alcachofa al día, o tomarla en cápsulas. 

Ayuda a eliminar liquido y con ello toxinas, mayormente de ácido úrico, por lo que es recomendable en personas que padecen enfermedades circulatorias, gota, artritis. 

Ayuda a proporcionar los ácidos necesarios para reducir el nivel de colesterol en la sangre, disminuyendo la presión arterial y previniendo, como se ha dicho, la arterioesclerosis. 

Su uso externo permite fortalecer los ojos y disminuir la sequedad. 

¿Cómo consumir la Alcachofa? 
De preferencia cruda, en ensaladas, para aprovechar sus cualidades. Para dietas de adelgazamiento o para perder peso, lo normal es tomarla como cápsulas o pastillas de alcachofa. 

A continuación una receta para que puedas beneficiarte de todas sus propiedades: 

Esta receta rinde para 4 porciones, te tardarás más o menos 20 minutos en hacerla. Te aporta más o menos 360 calorías por porción, y es muy sencilla de hacer. 

ALCACHOFAS CON CREMA Y ALMENDRAS 
Ingredientes: 
- 3 alcachofas
- 1 lechuga 
- 75g de almendras 
- 200g de crema líquida 
- 2 cucharadas de aceite de hierbas aromáticas 
- 50g de harina integral 
- 2 limones 
- Sal 
- Pimienta 

Preparación: 

1 .Lava y corta: Elimina las primeras hojas de las alcachofas y lávalas. A continuación, pártelas en rodajas muy finas con un chuchillo afilado. Rocíalas con el jugo de los limones para evitar que se oxiden. 

2. En una olla con agua hirviendo, añade la harina disuelta en un poco de agua y las rodajas de alcachofas. Deja hervir por espacio de 10 o 15 minutos. Escurre y deja enfriar. No cuezas mucho para conservar propiedades. 

3. Prepara la bandeja: En una bandeja plana dispón las hojas de lechuga cubriendo todo el fondo. A continuación, pon las alcachofas sobre la lechuga y esparce por encima las almendras troceadas. Rectifica de sal y pimienta y aliña con el aceite. 

4. Bate la crema líquida con la batidora eléctrica hasta que quede totalmente esponjada y ponla encima de las alcachofas. Decora con cualquier hierba aromática. 

NOTA: las alcachofas al horno o a las brasas, bañadas en aceite de oliva resultan deliciosas y medicinales, por las propiedades de la misma y del aceite de oliva. Puedes agregar a este platillo tofu o jocoque seco, el cual aumentara su valor nutritivo. 

La alcachofa favorece la digestión de las grasas. Es fácil encontrar en las farmacias o tiendas naturistas numerosos preparados a base de este alimento, destinados a ayudar a digerir comidas fuertes que sobrecargan el hígado y la vesícula. 

Así mismo, su escasísimo aporte de calorías la convierte también en un alimento perfecto para las dietas. 

Las virtudes de la alcachofa son muchas. Es diurética, depurativa hepática y renal, activadora de las funciones del hígado en general. 

Se le atribuyen propiedades que actúan contra la celulitis y el embellecimiento de la piel

ATENCION A CLIENTES
ATENCION A CLIENTES